Home » Carabanchel » Derrumbe: esperanzas y desilusiones

Derrumbe: esperanzas y desilusiones

La noche del 3 de agosto, una noche normal para casi todos nosotros, tuvo lugar un hecho que cambió la vida de 20 familias cambió para siempre. Tuvo lugar el desplome del edificio situado en Duquesa de Tamames 5, una calle del barrio de Carabanchel Alto. Esa noche, los vecinos pudieron salvar su vida gracias a la intervención de los bomberos. Recordar que el edificio pasó la inspección técnica de edificios hace 3 años. Además de las 20 familias, 16 familias más, del bloque 5 vieron que su vida cambiaba también de manera radical.

Los vecinos salieron de allí con lo puesto, literalmente. Toda su vida, sus enseres, sus recuerdos quedaron sepultados bajo montones y montones de escombros.

A los vecinos y vecinas sólo les queda esperar a que se manifestaran por un lado, el ayuntamiento que se les dio un cheque por valor de 150 euros para gastar en el Corte Inglés y se les alojó en un hotel de 4 estrellas (ellos se conformaban con algo más modesto) y por otro lado los seguros (Santa Lucía se hizo cargo de los vecinos que tenía contratada la póliza del hogar con dicha aseguradora, tanto del bloque 5 como del bloque 7, aunque el derrumbe no entraba dentro de lo contratado y además se hicieron cargo del contenido que había dentro de los inmuebles, de ambos edificios, de los vecinos que tenían contratada la póliza del hogar con ellos) , de los cuáles hay seguros que casi después de 4 meses no han dado respuestas a sus asegurados (Plus Ultra, Ergo y Adeslas).

DerrumbeEl ayuntamiento, casi 4 meses después, ha decidido que sean los vecinos los que asuman el cargo del desescombro que asciende a un total de 282.254 euros. Los vecinos del derrumbe de Carabanchel asumirán los gastos urbanísticos. En la demolición del número 5 de Duquesa de Tamames se invirtieron 188.751 euros, sumados a los 47.143 euros por desescombros, según han informados técnicos del ayuntamiento de Madrid.  Esos gastos son sólo del bloque número 5.

Pero en ese desplome el número 7 de la misma calle también se vio afectado. Corrió peligro de desplomarse también teniendo un final más positivo que sus vecinos ya que el edificio sigue hoy en pie. Los apeos en el vecino inmueble de Duquesa de Tamames 7 supusieron un desembolso de 46.360 euros, que es probable que repercutan también en los bolsillos de los vecinos de dicho bloque. Estos vecinos, ahora mismo, están viendo como su edificio se agrieta y pensando que pueden correr la misma suerte que sus vecinos de al lado. Además, las ayudas psicológicas prometidas por el ayuntamiento no llegan y hay vecinos que están viviendo situaciones muy delicadas debido al inmenso choque psicológico que sufrieron y pensando en que puede ocurrirles lo mismo a ellos.

La historia y el sufrimiento de los vecinos no acaba ahí. Hay vecinos y vecinas que están pagando hipotecas de casas que ya no existen, hay niños y niñas que se han quedado sin ropa, sin material escolar…

La vida y los recuerdos de los vecinos y vecinas de Duquesa de Tamames 5 se encuentra en un solar de Cuatro Vientos, al amparo de miradas indiscretas, al amparo del tiempo, del viento, al amparo de cualquiera… Imaginad que toda vuestra vida, vuestros objetos más valorados: fotos, recuerdos,libros, ropa…. está enterrado en la arena de un triste solar abandonado.

Los vecinos agradecen la ayuda que les han prestado desde la parroquia de San Pedro Apostol (que se ha convertido en el punto de recogida y almacenaje de la ropa y los enseres que los vecinos han ido entregando solidariamente). Agradecen también la ayuda prestada por la residencia de Ancianos de Santa María de Jornet, el colegio Santa María de los Apóstoles y a la empresa Unipapel (que ha cedido material escolar de manera gratuita para todos los menores ), al colegio de la Escolapias de Carabanchel (que no han cobrado los libros a los alumnos afectados por el derrumbe) y al colegio Santa Isabel  (en Alonso Martínez, que donó libros a los alumnos afectados).

Sin duda, los vecinos de todo Carabanchel han colaborado con los vecinos y vecinas del bloque derruido llevando ropa a los sitios especificados por los vecinos del edificio afectado, han colaborado con actos (como el que tuvo lugar en la casa del barrio el día 2 de octubre) y haciendo donaciones al número de cuenta facilitado por los vecinos y vecinas afectados por el derrumbe. Carabanchel es un barrio humilde, pero donde el apoyo de los vecinos y del barrio en general hace que sea más fácil salir de cualquier situación.

fuente original: http://madrizalaizquierda.blogspot.com.es/2015/10/derrumbe-esperanzas-y-desilusiones.html?m=1