Home » Carabanchel » La agrupación de Carabanchel del PCE pide una calle para Marcelino Camacho

La agrupación de Carabanchel del PCE pide una calle para Marcelino Camacho

La agrupación de Carabanchel del PCE ha registrado con fecha 8 de febrero de 2016, una petición al Ayuntamiento de Madrid para que, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, el Paseo Muñoz Grandes, pase a llamarse calle Marcelino Camacho.

Marcelino Camacho, fundador de Comisiones Obreras (CCOO), histórico luchador, comunista incansable y ejemplar, vecino del barrio de Carabanchel es uno de los nombres que deben aparecer en el callejero de Carabanchel, su barrio, donde ha estado preso en la desaparecida cárcel, el barrio que le ha visto luchar contra viento y marea por los derechos políticos y sociales de los que hoy disfrutamos.

Marcelino se tuvo que exiliar de España a Argelia, donde es internado en un campo de concentración del que logra escapar. En Orán, Argelia, conoció a Josefina Samper, su compañera hasta los últimos momentos de su vida. Al regresar del exilio se viene a vivir a Carabanchel porque sabe que más temprano que tarde pasará por la cárcel de Carabanchel debido a sus actividades sindicales y comunistas. Y así fue, ya que fue encarcelado junto con otros compañeros que formaban la dirección del sindicato, en el conocido como proceso 1001. Marcelino fue condenado a 20 años de cárcel. Al año siguiente, el Tribunal superior de justicia rebajó la condena a 6 años. Durante su estancia en prisión, así como durante todas sus luchas, Marcelino pudo contar con Josefina Samper, su compañera y luchadora también incansable y ejemplar.

myj

Fue diputado comunista por Madrid en el Congreso entre los años 1977-1981. Como dirigente de CCOO fue reelegido secretario general 4 veces y bajo su secretaría se convocó la primera huelga general al gobierno de Felipe González.

Durante toda su vida, incluso después de ser diputado, secretario general y dirigente del PCE, siguió viviendo en un piso no muy grande de Carabanchel, viviendo exactamente igual que los obreros a los que siempre defendió, viviendo de manera austera, como uno más.

Ejemplo contrario son los valores que representa Agustín Muñoz Grandes, general falangista traidor a la República, elegido por Franco para ser el primer ministro secretario general del movimiento, se entrevistó personalmente con Hitler para tratar sobre la invasión de la URSS y dirigía la división 250 del ejército nazi. Hitler condecoró a Muñoz Grandes con una de las órdenes más altas del régimen nazi: la Cruz de caballero de la Cruz de Hierro con hojas de roble.

Por la trayectoria vital de Marcelino, desde la agrupación del PCE de Carabanchel, agrupación en la que militaba y trabajaba día a día pedimos al Ayuntamiento de Madrid que la calle Muñoz Grandes pase a llamarse calle Marcelino Camacho.

¡Ni nos domaron, ni nos doblaron, ni nos van a domesticar!

Marcelino Camacho, 1918-2010.