Home » Movimiento Obrero » Ahora es el momento, ahora o nunca

Ahora es el momento, ahora o nunca

Como dicen los americanos, si buscaseis en el diccionario el concepto “descontento con el pacto con PODEMOS” seguramente aparecería mi fotografía allí al lado (y la de muchas otras personas).

Una vez situados empieza mi reflexión:

No me han convencido grandes discursos o intervenciones prodigiosas, tampoco ningún conocido, camarada, amiga o visionario, la realidad ha sido quien ha disipado mis dudas y ejercido sobre mí el efecto esclarecedor. Nuestro país no puede seguir este rumbo, este camino, esta senda neoliberal abocándonos a la precariedad laboral, la pérdida de derechos y la privatización de todo aquello que pueda generar beneficio, en otras palabras, el camino del capitalismo más salvaje y desbocado, de la usura y la pura avaricia que no le importa destruir el mundo si cabe con tal de lograr un mínimo beneficio (y lo están haciendo).

He sopesado quién nos acompaña en este camino hoy y sé que no voy a estar de acuerdo con muchos o no podré volver a confiar en otras, también he valorado lo que una posible (que no probable) alianza con el PSOE podría depararnos y que los poderes reales nunca permitirán que pongamos en tela de juicio su avaricioso modelo económico…lo sé.
Logo-IU-Corazon_fondo-transparente

Pero asumo que, por mucha razón que tengamos, por muchos análisis que podamos hacer, por mucha “tesis, antítesis y síntesis” nos toca ahora ser humildes, no ser ni un sexto de los diputados posibles, no encabezar ninguna circunscripción con camarada alguna, poner en espera reivindicaciones históricas fundamentales y aportar con toda nuestra capacidad para conseguir algo que siempre hemos soñado y nunca hemos tenido más cerca, la posibilidad de influir siquiera en el gobierno de nuestro país para frenar las políticas más antisociales, más despiadadas contra la clase trabajadora, más destructoras posibles del estado garante, más (sí, insisto) avariciosas que las personas dueñas de todo pueden desear…. eso es lo que toca ahora. Toca aparcar la soberbia de quien se sabe con la razón frente a la multitud que le menosprecia, le evita y le confiere el triste papel de Kassandra (si leéis lo de la guerra de Troya lo comprenderéis).

Yo no soy nadie especial, soy uno más si acaso de aquellos que pueden estar llenos de rencor y que se han sentido menospreciados en los últimos tiempos. Soy heredero de una larga lucha contra la máquina, contra el estado capitalista, contra los valores más perniciosos de la humanidad… y ahora hemos de sacar de nosotros mismos la mayor cantidad posible de generosidad, de aportar todo lo bueno que tenemos dentro para sumar, porque quizás ha llegado el momento, porque nunca lo hemos tenido tan cerca, porque si queremos un futuro digno para nuestros hijos hemos de hacer todo lo posible por dejarles al menos la oportunidad de seguir luchando, de seguir creando, de continuar construyendo una alternativa posible, porque las utopías se pueden convertir en realidad sólo si se cree en ellas, aunque puede que no sean como en nuestros sueños las dibujamos.

Por supuesto que aunque gobernásemos con esta coalición no sería la construcción de la sociedad socialista una de sus prioridades, ni siquiera sentaría las bases económicas o sociales, no seamos tan ilusos. Pero si que es cierto que ningún desarrollo humano de progreso llegará si estamos refunfuñando en un rincón en espera que al fín nos hagan caso. Hemos de intentar desarrollar nuestras políticas en contraposición a las más despiadadas del capitalismo neoliberal, para eso no debemos olvidar que el día 27 de junio sigue existiendo la lucha, la presencia, la organización de la clase obrera, la defensa de los intereses de clase y del progreso de la humanidad, el respaldo a los oprimidos y marginados por este sistema cruel y despiadado.

Pero las grandes palabras, los conceptos grandilocuentes, las verdades absolutas no servirán de mucho si no aportamos lo posible allá donde seamos capaces y creo, en mi humilde opinión, que hoy es uno de esos días, de esas oportunidades históricas, que no debemos dejar pasar. A votar y a seguir trabajando.

Salud y república.

David J. Serrano “Kortatu”
Responsable del Frente de Trabajo en el Comité de Agrupación