Home » Carabanchel » Nos dejó Mariano Jiménez, nuestro camarada más veterano

Nos dejó Mariano Jiménez, nuestro camarada más veterano

“Yo, hijo del pueblo, ciudadano de la República española me comprometo ante el pueblo español y el Gobierno de la República a defender con mi vida las libertades democráticas, la causa del progreso y de la paz, a abstenerme de actos deshonrosos e impedir que sean cometidos por mis camaradas con el pensamiento colocado en el alto ideal de la República democrática”

Juramento del 5º Regimiento

Hoy es un día triste para la agrupación del PCE de Carabanchel y para el PCE en su conjunto. Hace unas horas nos comunicaban el fallecimiento de Mariano Jiménez García a los 98 años de edad, nos dejaba el camarada más veterano de nuestra agrupación.

Mariano fue uno de esos pocos comunistas que definen la palabra camarada y comunista. Con apenas 13 años Mariano tenía claro que su sitio estaba defendiendo la República y la democracia frente al levantamiento fascista y se afilió a las JSU y al Quinto Regimiento. Para ello, tuvo que ocultar la edad real que tenía ya que apenas era un niño. Cuando cumplió la edad en la que le permitían afiliarse le entregaron su primer carnet de la JSU que llevaba siempre consigo hasta que, una de las veces que le detuvieron en la cárcel Modelo de Madrid, conocida como la cárcel celular que estaba en el distrito de Moncloa, le quemaron su carnet, junto a otro montón de pertenencias. El resto de pertenencias le dieron igual, pero Mariano siempre recordaba como le habían quitado el carnet y quiso recuperarlo pero se enteró que lo habían quemado y eso es algo que recordó durante toda su vida. Fueron varias las veces que estuvo preso por el franquismo en la cárcel modelo y en la cárcel de Ventas.

Mariano combatió en el frente de Guadarrama junto a camaradas que siempre permanecieron en su recuerdo aún con el paso de los años. Luchador incombustible por la República y la democracia hasta el fin de sus días. Desde la legalización del PCE militó en la agrupación de Carabanchel. Fue un militante de base ejemplar de esos que son el PCE allí donde van.

Vivía en Carabanchel, de una manera modesta y desarrollando su trabajo como un militante más, como un militante anónimo.

Pasó sus últimos años de vida en una residencia donde sus primeras palabras al llegar fueron: soy comunista. En la residencia, con sus ganas de lucha y de trabajo constante quiso montar una agrupación. Hasta el último año, Mariano seguía contribuyendo al trabajo de la agrupación vendiendo lotería en la residencia entre todos los que allí vivían. Fue un comunista honesto, honrado y ejemplar hasta el final de sus días.

Siempre tendremos presente tu ejemplo comunista y seguiremos luchando por la democracia, la República y por seguir construyendo socialismo.

Que la tierra te sea leve, Camarada.